Fractura de meseta tibial

La rodilla es una articulación de carga con un amplio arco de movimiento, donde articulan el fémur distal y la tibia proximal o meseta tibial, como se conoce a esta superficie articular. En las articulaciones se deben evitar periodos prolongados de inmovilización que conllevan a una rigidez que precisará un de largo periodo de rehabilitación.

Tratamiento conservador:

Rodilleras articuladas o yeso en fracturas no desplazadas, o mínimamente desplazadas, que no afecten a al estabilidad de la rodilla o puedan ocasionar bloqueos en el futuro.

 

Tratamiento quirúrgico con placas:

Para fracturas desplazadas, con hundimiento articular o con extensión metafisaria.

Se debe ser muy cuidadoso con las partes blandas, debiendo esperar un tiempo prudencial antes de realizar la cirugía y también con el abordaje quirúrgico, evitando disecciones amplias y consiguiendo un cierre sin tensión para evitar complicaciones de la herida.

Es importante ser exigente con la reducción de las fractura articulares, sobre todo en la rodilla (articulación de carga) ya que cualquier irregularidad podría degenerar en poco tiempo en artrosis.

Tu tratamiento comienza aquí

Citas flexibles y atención de urgencias 24/7

Para urgencias +34 91 387 50 58

Consentimiento

Lee aquí nuestra Política de Privacidad

Responsable DPO: Diego López González
Finalidad: Información al paciente.
Legitimación: Tu doble consentimiento.
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos de acuerdo a la Política de Privacidad