Luxación de codo

La mayoría de las luxaciones de codo son «simples», con rotura de ligamentos, pero sin fracturas. Son casi siempre estable después de la reducción cerrada y se pueden empezar a mover a los pocos días, lo que ayuda a prevenir la rigidez.

Las lesiones más complejas son inestables, debido a que además de además de la luxación se producen fracturas. Estas son la fractura de cabeza del radio, la apófisis coronoides, el olécranon e incluso el húmero distal.

Aunque estas fracturas pueden parecer pequeñas e intrascendentes, comprometen seriamente la estabilidad a largo plazo del codo.

Por lo tanto, deben ser evaluados cuidadosamente, mediante TAC o Resonancia magnética.

Las reconstrucciones tardías para la inestabilidad del codo son difíciles y tienen un resutado limitado.

Tratamiento sin cirugía Ortesis o yeso.

  • Riesgo de una nueva luxación o mala unión.
  • Riesgo de movimiento reducido del codo y del antebrazo.
  • Riesgo de debilidad residual.

Tratamiento quirúrgico.

Tornillos, placas, anclajes y suturas. Precisando en ocasiones prótesis de cabeza de radio para conseguir la estabilidad del codo.

Tu tratamiento comienza aquí

Citas flexibles y atención de urgencias 24/7

Para urgencias +34 91 387 50 58

Consentimiento

Lee aquí nuestra Política de Privacidad

Responsable DPO: Diego López González
Finalidad: Información al paciente.
Legitimación: Tu doble consentimiento.
Derechos: Tienes derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos de acuerdo a la Política de Privacidad